Hace más de 20 años nació una leyenda dentro del mundo de los videojuegos. Un título que ha visto crecer a toda una generación y que, todavía hoy en día, sigue más vivo que nunca gracias a todos sus DLCs, sus actualizaciones y su gran comunidad de jugadores. Hablamos de Age of Empires II, el que podríamos calificar sin tapujos como el videojuego de estrategia en tiempo real por antonomasia.

Mucho se ha hablado en numerosos artículos de Age of Empires II, principalmente en lo que respecta a su apartado técnico, el equipo que hay detrás, su lanzamiento o su éxito. Es por ello que no vamos a centrarnos exclusivamente en ello, sino que vamos a hablar más de lo que supone retomar un juego que no ha «muerto» jamás.

Cartel de la edición HD de Age of Empires II, lanzada en 2013

Son tiempos difíciles los que nos ha tocado vivir a causa de la pandemia global del coronavirus y la gran mayoría de población se encuentra en cuarentena domiciliaria. Esta ha sido la razón por la que he vuelto a jugar a Age of Empires II después de más de 10 años (creo). Un clásico que permanecía aparcado, que no olvidado y que, ahora, por esta desgraciada situación (ojalá hubiera sido por otra, las cosas como son), ha vuelto a encontrar su sitio en mi tiempo de ocio.

Volver a jugar a Age of Empires II ha sido enormemente emocionante, nostálgico y muy muy divertido.

Como digo, se trata de un juego que ha permanecido activo durante todos estos años; y no solo eso, ya que ha visto como se han ido lanzando varias expansiones y mejoras en general, proporcionando aún mucha más calidad a un ya de por sí excelente videojuego. Volver a jugarlo ha sido enormemente emocionante, nostálgico y muy muy divertido.

¿Qué tiene Age of Empires II que otros juegos no tienen? Desde mi punto de vista, una cosa: la atemporalidad. Se pueden mejorar y adaptar los gráficos al presente (versión HD y remasterizaciones recientes), la jugabilidad o la inteligencia artificial, pero siempre mantendrá esa esencia inicial que lo ha hecho tan característico y mágico. Da igual cuando leas esto, Age of Empires II seguirá ahí. Ese es quizá el error que Microsoft y Ensemble cometieron en 2005 con Age of Empires III, desarrollándolo más «moderno» y en 3D, perdiendo así toda la magia de su predecesor y con el riesgo de quedarse más anticuado al paso de los años. Aunque el tiempo ha dado la razón a la segunda parte de la todavía trilogía, AOIII tuvo críticas positivas en su momento, así como buenas cifras de ventas.

Trailer Age of Empires II HD Edition

La tan característica música del juego es lo primero que oímos nada más empezar con nuestro centro urbano, nuestra unidad de exploración y nuestros poquitos aldeanos. ¿Quién no la recuerda? Ya solo ese momento despierta en mi interior una sensación difícilmente descriptible. Esa buena sensación se multiplica cuando oigo de nuevo el ssshhh aaa de la creación de un nuevo aldeano, los sonidos de las construcciones como cuarteles y castillos, o la creación de nuevas unidades de combate. ¡Hemos vuelto a los primeros años de la década de los 2000!

Yucatán, uno de los múltiples escenarios de Age of Empires II

La esencia y la atmósfera de Age of Empires II HD Edition (2013) o de Age of Empires II Definitive Edition (2019), es exactamente la misma que la que tenía el original del año 1999. Y es ahí donde radica su éxito. Jugadores de bien entrada la treintena son los que te encuentras en muchas de las partidas online. Simplemente increíble.

El trabajo realizado por Ensemble Studios, Hidden Path o Forgotten Empires (junto a otros por supuesto), sumado al gran soporte de Microsoft, ha sido más que notable para actualizar Age of Empires II. El apartado técnico ha dado un salto enorme y las civilizaciones suman ahora un total de 37. A las originales y más conocidas como teutones, francos, ingleses o persas (entre otros tantos), ahora también tenemos civilizaciones mucho menos conocidas como las africanas (etíopes, malíes o bereberes), algunas europeas (magiares o eslavos) y las más recientes del sudeste asiático (malayos o jemeres). Obviamente no vamos a mencionarlas todas, pero sí que es interesante conocerlas porque, además, aprendemos historia con las campañas, las maravillas, el idioma, o las unidades militares que poseían. Juegas, te diviertes y aprendes. No son muchos los juegos que pueden presumir de eso y menos hoy en día.

La Torre de Belem, maravilla de los portugueses, una de las últimas civilizaciones incorporadas

Transcurren los minutos y empezamos a desarrollar nuestra civilización. Pasamos de la Alta Edad Media a la Edad Feudal y de ahí a la Edad de los Castillos para concluir con la Edad Imperial (si es que llegamos y no nos han conquistado antes claro). A medida que avanzamos veo otra vez las unidades de combate tan características del juego después de tantos años, me familiarizo con las voces de mis civilizaciones favoritas, y entro en combate. La sensación, nuevamente, es fantástica aún perdiendo la partida.

El aspecto de Age of Empires II es reconocible por todo el mundo

Jugar a través de Steam, en este caso a Age of Empires II HD Edition, es bastante cómodo. Puedes crear tu partida o meterte en otra sala que pueda encajar. El sistema de ELO te permitirá ver quien está a tu nivel y quien no para tener una partida lo más igualada y divertida posible.

Es posible que cuando hable de Age of Empires II lo haga desde un punto de vista subjetivo debido al cariño que poseo a este título desde hace mucho tiempo. Sin embargo, es indudable que se trata de un juego excelente, con puntuaciones sobresalientes de las más prestigiosas revistas especializadas y, sobre todo, querido por el gran público (solo hace falta darse una vuelta por Steam para ver las opiniones de los jugadores). Age of Empires II es, por lo tanto, un juego eterno, un juego que no envejece, un clásico muy actual.

Trailer original Age of Empires II: The Age of Kings

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies