Call of Duty: WWII ha superado la increíble cifra de los 1.000 millones de dólares en ingresos desde su salida al mercado el pasado mes de noviembre. Tanto el shooter de la Segunda Guerra Mundial como Destiny 2 se han convertido en los títulos más taquilleros de este año en América del Norte.

Más allá de esos títulos, Activision también ha tenido un gran éxito este año con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para PlayStation 4. La compañía dijo que el juego es la colección remasterizada más vendida en la historia, y ​​se ubicó entre los 10 mejores juegos de PS4 más vendidos.

“Call of Duty: WWII es el juego de consola más taquillero del año en Norteamérica, con Destiny 2 en segundo lugar. Esto significa que Call of Duty ha sido la franquicia número uno en juegos de consolas con mayor recaudación en América del Norte durante nueve años consecutivos, y en todo el mundo ocho de los últimos nueve años”, dijo el CEO de Activision, Eric Hirshberg