Se trata de una de las mayores crisis tanto sanitaria como ya económica de los últimos años. La expansión del virus COVID-19 a lo largo y ancho del planeta está afectando a miles de personas y a cientos de eventos de todo tipo.

El último gran evento en subirse al carro de las cancelaciones ha sido el E3 de 2020. Así lo ha asegurado la Entertainment Software Association (ESA) en comunicado oficial. El mayor evento de videojuegos del planeta, el cual atrae a miles de personas sobre todo a presenciar las conferencias de las grandes firmas, estaba programado para iniciarse el 9 de junio hasta el 11 del mismo mes en la ciudad de Los Ángeles.

«Después de las crecientes y abrumadoras preocupaciones sobre el virus COVID-19, creemos que esta era la mejor manera de proceder ante una situación mundial sin precedentes. Estamos muy decepcionados de no poder celebrar este evento para nuestros fans y seguidores, pero sabemos que se trata de la decisión correcta basada en la información que tenemos a día de hoy», reza una parte del comunicado.

Se trata sin duda de una decisión difícil, pero seguramente comprensible por todo el mundo. Ya se está trabajando para proporcionar los reembolsos completos a aquellas personas que hubieran adquirido sus entradas, así como explorar nuevas opciones de coordinación con las marcas para mostrar todas las novedades de forma online el próximo mes de junio.

Asimismo, la ESA espera volver en 2021 con mucha más fuerza para organizar un E3 totalmente renovado para todo el mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies