El estudio independiente Motiga ha tomado la drástica decisión de despedir a 15 de sus 82 empleados, lo que supone casi una quinta parte de la plantilla. Los departamentos afectados por esta medida han sido mayoritariamente el de negocio y de operaciones.

Giganttic

Lamentablemente, esta serie de despidos no han sido un hecho aislado, ya que la firma despidió a otros 16 trabajadores durante el año 2015. Actualmente el estudio sigue con el desarrollo del MOBA Gigantic, el cual era originalmente exclusivo de Xbox One y PC, pero cuando Microsoft retiró su acuerdo, Motiga se vio obligado a encontrar plataformas adicionales.

“Cualquier tipo de despido es difícil, pero esto se hizo para reducir nuestro burn rate (tasa de velocidad a la cual se consume su capital de inversión para un proyecto) hasta que lleguemos al lanzamiento nuestro juego en la plataforma online Arc, hecho que ocurrirá en unos meses”, comentó el CEO de Motiga, Chris Chung.