El mercado de videojuegos en España logró, durante el pasado año, una facturación de 1.530 millones de euros, lo que se traduce en un 12,6% más que en el curso 2017. Estas cifras consolidan a la industria española en el top 10 de los países del mundo en cuando a volumen de negocio se refiere, tal y como recoge el Anuario 2018 presentado por la AEVI (Asociación Española de Videojuegos) ayer en Madrid.

De acuerdo con el Anuario 2018, el crecimiento sufrido por la industria en España durante 2018 ha sido principalmente llevado a cabo por el aumento del mercado online, el cual ha alcanzado los 680 millones de euros (396 millones en plataformas online y 284 millones con aplicaciones). En cuanto al mercado físico, la industria española también sufre un notable incremento hasta alcanzar los 848 millones de euros. De este total,
364 millones correspondieron a ventas de software, 356 millones a hardware, y 130 millones a los distintos accesorios.

Portada del Anuario 2018 de la AEVI

Si contamos las unidades vendidas en España durante el pasado año, el número de videojuegos ascendió a los 8,6 millones y las consolas a 1,3 millones, unos números, sin duda, muy a tener en cuenta. No solo se ha aumentado la facturación y el número de unidades vendidas, sino que también han crecido el número de jugadores: 16,8 millones de españoles juegan a videojuegos. Es destacable también que las jugadoras ya representan el 41% del total, estrechándose la diferencia año tras año con respecto al público masculino.

El tiempo dedicado por los jugadores y jugadoras españoles se sitúan en 6,2 horas semanales de media, aún por detrás de las 6,6 horas de Francia, las 7,4 de Alemania o las 9,1 de Reino Unido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies