Los deportes electrónicos continúan su andadura de crecimiento y reconocimiento a nivel global. Una muestra más de ello es que, durante este pasado fin de de semana, el primer ministro de Dinamarca dio el pistoletazo de salida al torneo Blast Pro Series de Counter-Strike: Global Offensive.

Ante un público in situ, que superaba las 12.000 personas y que abarrotaban el Royal Arena de Copenhague, y ante toda la audiencia online de más de 120 países,  Lars Løkke Rasmussen elogió a esta emergente industria y a los jugadores que compiten en ella a nivel profesional.

“Habéis entrenado durante años para llegar a donde estáis”, comentaba Rasmussen. “Y en el camino, probablemente, habéis tenido que dar explicaciones alguna vez, convenciendo a la gente de que no estáis perdiendo el tiempo. Espero que ahora, esos días de explicaciones hayan terminado, porque sois deportistas. Sois deportistas que persiguen sus sueños“.