Gamergy continúa más viva que nunca y esta última edición, finalizada ayer día 18, lo demuestra. La entrada de Orange como patrocinador principal de la LVP confirma que los eSports ya no son sólo un grupo de chavales gamers dispuestos a competir, sino toda una nueva industria repleta de oportunidades (y también desafíos) que grandes empresas no quieren pasar por alto.

gamergy-5

La fiebre por el deporte electrónico surge irremediablemente debido al mundo cada vez más tecnológico y conectado que vivimos, y su eco cada vez es más fuerte. Stands con todo tipo de merchadising, tiendas de informática, zonas gaming amateur, fan zone, zona retro y los estadios repletos de aficionados dónde los equipos profesionales disputan la Final Cup, son una prueba irrefutable de que la fiesta gamer tan sólo acaba de empezar.

Y lo mejor de este nuevo entretenimiento que Gamergy ha sabido tan bien plasmar con un formato atractivo, divertido y correctamente organizado, es que los aficionados forman un grupo heterogéneo de personas jóvenes que disfrutan, por encima de colores y clubes, de un espectáculo en el que incluso la gente más adulta se sumerge en el mundo de fantasía de League of Legends, en el frenetismo de Call of Duty o en la táctica de Counter Strike.

gamergy-2

En este sentido, la gente vibraba con cada partida y tanto los flamantes campeones de la Final Cup 11 (Asus Rog Army en LoL, Team Heretics en CoD y X6tence) como el resto de equipos presentes, recibieron el calor y ánimo de un público entregado y que por encima de todo, quiere ver a los mejores jugadores de España y disfrutar con la calidad de la competición.

Los videojuegos presentes en Gamergy (como los tres ya mencionados) y otros como Crash Royale, Hearthstone, Overwatch o FIFA, representan los distintos perfiles de jugadores y aficionados que existen en España y que poco a poco están generando poderosas comunidades que lo viven como el nuevo deporte del siglo XXI. Al fin y al cabo, hoy en día casi cualquier persona puede disfrutar de estos videojuegos y el vínculo que se genera entre aficionado y competición de eSports es muy fuerte.

gamergy-3

Sin embargo, no todo es un camino de rosas, pues esta edición de Gamergy se ha notado que la fórmula, aunque es buena, comienza a mostrar ligeros síntomas de agotamiento que precisan de novedades para seguir manteniendo el atractivo que tiene a día de hoy. En este sentido, Gamergy ya no es el único evento que presenta grandes competiciones de eSports y otras ferias como la Madrid Games Experience o la Barcelona World comienzan a proyectar una sombra importante que han obligado a Gamergy a mover ficha.

gamergy-1

Un amplio espacio, diversión asegurada, buen ambiente, genial presentación y un estadio de League of Legends radiante en mitad del pabellón son las características principales de Gamergy en su edición de Final Cup 11 que, a pesar de ello, necesita incluir novedades que mantengan el atractivo del evento. Esperemos que la llegada de Orange sea un soplo de aire fresco para ello.