Sega ha revelado que su gran apuesta por los juegos de consola no se ha materializado en grandes beneficios. Los juegos editados para la consola Wii U, así como la última edición del conocido Football Manager, no han alcanzado el éxito esperado.

Entre abril y diciembre del pasado año, Sega se gastó 210 millones de dólares en el desarrollo de juegos, lo que representa un aumento del 27% con respecto al año anterior. A su vez, lo invertido en publicidad por parte de la compañía japonesa subió un 53%, alcanzando los 73 millones de dólares.

Este importante esfuerzo ha dado lugar al lanzamiento de 50 nuevos videojuegos. Las ventas totales de todos estos juegos publicados, serán de alrededor de 5,4 millones de unidades, lo que se traduce en un número inferior al logrado por los superventas de otras editoras rivales.

Sega_Logo-11

Alien: Isolation es el título con mayor número de unidades vendidas hasta el momento, 1,75 millones. Sin embargo, la serie Football Manager parece estar en claro declive, situándose las ventas de su última edición (lanzada en noviembre) en 640.000 unidades, muy lejos de las 940.000 logradas por Football Manager 2013.

La mayor decepción viene de los juegos Sonic Boom para Wii U y 3DS, que juntos apenas alcanzan las 500.000 unidades vendidas. Sega esperaba inicialmente vender alrededor de 300.000 unidades de sus últimos 4 juegos para Wii U, pero ahora prevé que rondarán las 230.000 unidades.

Debido a estos resultados, los ingresos de Sega durante éstos 9 meses han sido de 685 millones de dólares, pero después de lo invertido por parte de la compañía nipona, las ganancias se sitúan en 18 millones de dólares.