Según el informe anual emitido por la Entertainment Software Association (ESA) estadounidense, la industria de los videojuegos en los Estados Unidos continúa en constante crecimiento. Mientras que las ventas en formato físico están disminuyendo poco a poco, la realidad total de esta industria en EE.UU es muy positiva, obteniendo unas ventas totales aumentado cada año desde 2010 (año en que la industria ascendió hasta los 17.500 millones de dólares). En 2016 esta cifra alcanzó los 24.500 millones y si se cuenta el hardware, accesorios y dispositivos VR, la suma crece hasta los 30.400 millones de dólares.

USA-videogame

El increíble negocio de los videojuegos ha contribuido con más de 11.700 millones de dólares al PIB de Estados Unidos en el año 2016. Asimismo, la ESA señala que hay más de 65.000 empleados en compañías de videojuegos a lo largo de todo el territorio. En total existen 2.322 estudios de desarrollo y 526 editoras.

En cuanto a los consumidores que se dejan dinero en este mercado, el 67% de los hogares estadounidenses posee al menos un dispositivo de juegos y el 65% de estos tiene una persona que juega al menos tres horas a la semana. El PC encabeza la lista, el 97% de los hogares tienen uno, seguidos de los smartphones con un 81% y de las consolas con un 48%.