Las acciones de Rovio han caído un 20% dos meses después de que la compañía finlandesa saliera a bolsa. Las ganancias de los creadores de Angry Birds cayeron un 70% debido principalmente al aumento de los gastos de adquisición de usuarios.

Rovio ha publicado un informe provisional en el que muestra que, aunque los ingresos crecieron un 41,2% durante el periodo julio-septiembre de este año hasta los 70,7 millones de euros, los costes de adquisición de usuarios se dispararon un 308,7% hasta los 22,2 millones de euros. Esto ha causado que las ganancias durante el trimestre cayeran un 70% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Como resultado, el precio de las acciones de Rovio han caído un 20% en este mismo momento. Actualmente se cotiza a 9,5 euros por acción aproximadamente, cuando hace dos meses las acciones estaban a 11,5 euros en la bolsa de Helsinki.