Predecir los juegos que serán populares en un futuro es tan difícil como tratar de adivinar el número ganador de la lotería. Las grandes compañías gastan sumas millonarias en desarrollar y promocionar títulos pero nunca sabrán si será un éxito hasta después del lanzamiento. Casos como el reciente fracaso de Anthem confirman que aunque una gran compañía como Bioware esté detrás no significa que su título se convertirá en un superventas. El ejemplo contrario es Minecraft, un indie sin apenas presupuesto que cambió la forma de entender los videojuegos, con millones de jugadores a sus espaldas y cientos de títulos tratando de imitar su fórmula. Lo que sí conocemos son las características más comunes de los juegos de moda, tendencias que comparten Fortnite, League of Legends y Arena Valor.

Resident Evil 2 o Sekiro confirman que los juegos para un solo jugador funcionan de maravilla a día de hoy, pero los títulos rompedores disponen de formato multijugador como principal característica. Fortnite, League of Legends, Overwatch o Counter Strike son solo algunos ejemplos que proporcionan ganancias millonarias cada año. Las partidas online sacan el lado más competitivo de los jugadores, haciendo que cada encuentro sea único. Es más, los eSports son un aliciente añadido para los juegos online. Los jugadores disfrutan de campeonatos donde se enfrentan los profesionales de sus títulos favoritos.

Fortnite es el súper exitoso battle royale de Epic Games

Otra tendencia es la fórmula free2play, son juegos gratuitos en un primer momento pero que disponen de micropagos. No es de extrañar que los juegos de moda dispongan de este método de pago, Fortnite ha batido récord de ganancias en 2018 y se espera que los números crezcan este año. En vez de cobrar por jugar lo hacen por aspectos e ítems cosméticos sin generar ventaja en las partidas, sin alterar la experiencia de los jugadores paguen o no.

League of Legends, el MOBA por antonomasia

Algunos videojuegos free2play también cuentan con las denominadas loot boxes, cajas que se pueden adquirir pagando o jugando, y cuyo contenido son elementos para el juego, generalmente estéticos. Los elementos más raros de conseguir son los más demandados por los jugadores por su baja probabilidad para salir. El sistema se ha vuelto tremendamente popular en Overwatch, League of Legends, Hearthstone y multitud de títulos para móvil. Su éxito radica en la emoción de conseguir elementos valiosos al azar que recuerdan al formato de un casino. Del mismo modo que las loot boxes triunfan, páginas como William Hill casino en línea consiguen atraer cada año a más jugadores al contar con decenas de juegos de azar diferentes como las tragaperras de Superman The Movie, American Dad, Grease o Robocop, siendo estos juegos donde el azar y la suerte juegan un papel principal.

Cartel de Resident Evil 2 Remake

Por último, los dispositivos móviles se han convertido en una herramienta cotidiana para la sociedad. Nos mantienen comunicados a la vez que tenemos una fuente de información infinita en el bolsillo. Los juegos para móvil han llegado para quedarse, existen títulos sencillos pero adictivos como Candy Crush o Clash of Clans que son un auténtico éxito. Muchos videojuegos de PC y consolas han sido adaptados a móvil, como Fortnite o Hearthstone, y otros nuevos han surgido creando verdaderos fenómenos de masas, Arena Valor o Free Fire.

No sabemos cuál será el próximo juego rompedor pero sin duda contará con modo multijugador, formato free2play y será compatible con dispositivos móviles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies