Gracias al NPD, organismo que se encarga de registrar los datos de la industria del videojuego en Estados Unidos, hemos conocido una cifra impactante, la cual demuestra una vez más el excelente estado de salud de la industria.

En este caso contamos con la cifra de ingresos derivados de la venta de software en el año 2017, los cuales alcanzaron los 36.000 millones de dolares. Esto representa un 18% más que lo generado en 2016. “El 2017 ha sido un año especial para la industria y para todos aquellos que aman los videojuegos”, declara Mat Piscatella, portavoz del NPD.

“Los desarrolladores han creado contenidos que han encantado a los jugadores de todo el mundo (…). El crecimiento se ha conseguido gracias a la pasión de los aficionados, que sólo se ha visto igualada por el talento de los creadores de videojuegos”.