La compañía pretende reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 30% para 2030

Con la conciencia puesta en reducir lo máximo posible las emisiones contaminantes que contribuyen al cambio climático, Microsoft ha decidido dar un paso importante en su división de entretenimiento mediante la fabricación de 825.000 consolas Xbox sin emitir ni una sola partícula de carbono.

La medida, anunciada a través del blog oficial de Microsoft, proviene de un plan general de la compañía estadounidense para reducir el impacto que produce la propia empresa en la fabricación de los distintos productos que comercializa. De esta manera, Microsoft utilizará el denominado método neutralidad del carbono, que consiste en fabricar un producto sin que la energía que se necesita para ello provenga de una fuente que emita dióxido de carbono a la atmósfera.

En este sentido, este proyecto piloto permitirá que más de 800.000 consolas sean fabricadas mediante energía limpia, lo que supondrá una importante reducción en las emisiones contaminantes. Asimismo, Microsoft también espera lograr para el 2030 reducir sus emisiones globales de CO2 en un 30%, con el fin de alcanzar y superar los ya ambiciosos objetivos del Acuerdo de París.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies