Hace escasos días se presentaba en sociedad “una nueva línea de experiencias interactivas diseñadas para inspirar a mentes creativas y corazones jugadores por igual”. Esa es la definición que hace Nintendo de su nueva formula jugable, llamada Nintendo Labo.

¿Que es? y ¿hacia quien va dirigida esta nueva propuesta?… Para responder estas dos preguntas debemos retrotraernos en el pasado de la “gran N”. Incluso debemos irnos hasta su fundación. Nintendo nació en 1889 como una empresa dedicada a crear barajas de cartas “hanafuda” (naipes tradicionales japoneses). Posteriormente empezó a fabricar juguetes, para terminar haciendo lo que todos conocemos a día de hoy.

Con Nintendo Labo, los de Kioto hacen un ejercicio de introspección en su pasado, sacando lo mejor de sus juguetes más tradicionales y mezclandolo con el software y hardware que realizan en la actualidad. Todo esto para crear una fusión maravillosa, en una muestra más de la creatividad e innovación que poseen.

El mítico Shigeru Miyamoto dijo una vez que cuando entró en Nintendo, allá por el año 1977, su mayor deseo era el de crear juguetes. Una muestra más del respeto que supone Nintendo Labo hacia los valores tradicionales de la compañía.

Pero, ¿y hacia quien va dirigida esta propuesta?… Bien, esta es una pregunta difícil de responder, aunque según las propias palabras de Nintendo, “es un producto para toda la familia“. Y estamos de acuerdo, ya que cobra especialmente interés para un público que a Nintendo Switch le va a venir muy bien cubrir (el más familiar), pero todos los que estáis leyendo esto podéis sentiros atraídos por la idea, porque esto no es un mero juguete, sino una forma de conectar cantidad de años de historia en una compañía.

Nintendo Labo contará en su salida (27 de abril de 2018) con dos packs diferenciados. Uno llamado Variety y otro Robot, los cuales tendrán un precio de salida de 69,99 y 79,99 dólares respectivamente.

KIT VARIETY

  • Toy-Con coche radiocontrol: se basa en insertar los Joy-Con izquierdo y derecho en los laterales del vehículo, para que su vibración propicie que se mueva hacia adelante o gire a la izquierda-derecha. La interfaz se controla a través de la pantalla de Nintendo Switch, la cual actúa a modo de mando RC. Se incluyen láminas de cartón para construir dos Toy-Con de esta clase.
  • Toy-Con caña de pescar: construye una caña de pescar con un carrete giratorio activo unido por una cuerda que sostiene a la propia Nintendo Switch. Atrapa uno de muchos peces exóticos que nadan en la pantalla de Nintendo Switch, a la que tendrás que lanzar la caña y recoger el sedal en el momento oportuno. Una vez sientas una vibración en el Joy-Con, debes girar el carrete y tirar rápidamente de la caña para sacar los peces del agua y completar la captura.
  • Toy-Con motocicleta: se basa en emular el manillar de una moto, mediante la colocación de los Joy-Con en cada uno de los lados del mismo. Al girar el mecanismo derecho, se activa el acelerador, mientras que para girar basta con inclinar nuestro cuerpo hacia un lado, como si condujésemos en la realidad.
  • Toy-Con Piano: se trata de un piano de 13 teclas que funciona mediante la inserción de los Joy-Con en el interior de su caja. Se basa en detectar la elevación de las teclas al pulsarlas, mediante unas bandas brillantes que identifica el Joy-Con vía infrarroja, indicando de este modo a Switch el sonido que tiene que emular.
  • Toy-Con casa: insertando varios bloques ensamblados en las aperturas laterales y la parte inferior de la casa, puedes interactuar, alimentar y jugar con unas criaturas que habitan en la pantalla de Nintendo Switch. Cada bloque de forma diferente es detectado por la cámara IR del Joy-Con derecho insertada en la parte superior de la casa.

 

KIT ROBOT

  • Toy-Con Robot: se trata de la experiencia de montaje más compleja, ya que requiere un kit completo de varias láminas de cartón. Los Joy-Con van insertados dentro de una mochila y en el visor del robot, permitiendo una serie de experiencias a través de la pantalla de Switch, como la consistente en destruir edificios y ovnis.

Esto es a grandes rasgos lo que sabemos hasta ahora de este nuevo producto de Nintendo. Uno, como decimos, que mezcla a la perfección la historia más tradicional de la gran “N” con el avanzado poder tecnológico de la actualidad. Todo ello para crear una experiencia familiar con la que “crear, jugar y descubrir”.