Nintendo ha decidido reducir sus previsiones financieras para el año fiscal 2016, disminuyendo el beneficio esperado a la mitad y rebajando su expectativa de ventas para la consola 3DS en un millón de unidades.

Tras este ajuste, la compañía japonesa espera tener unos beneficios de aproximadamente 150 millones de dólares al final de año fiscal. En cuanto a los ingresos, las previsiones de Nitendo se redujeron de 5.000 millones de dólares a 4.430 millones de dólares.

nintendo-3ds-roja-grande

En cuanto a las expectativas de ventas de consolas y videojuegos, la empresa también ha modificado sus objetivos. Las ventas de 3DS se han fijado ahora en 6,6 millones de unidades, frente a los 7,6 millones de ventas que se esperaban en un principio.

La previsión para Wii no ha variado, pero sí lo ha hecho el pronóstico para el software de la consola, que ha pasado de 4 millones de unidades a 7 millones de unidades. Con la plataforma Wii U ocurre lo mismo, la previsión de ventas de hardware se ha mantenido en 3,4 millones de unidades, pero la expectativa de ventas de videojuegos ha aumentado de 23 millones de unidades a 27 millones de unidades.