Nintendo asegura que todavía está interesada en lanzar sus videojuegos para dispositivos móviles en China, pero que solo lo hará de la mano de un socio, no de manera individual. Así lo ha confirmado su presidente, Tatsumi Kimishima, en una rueda de prensa sobre las últimas cifras financieras de la compañía.

“Nintendo no puede expandir sola sus negocios en China. Uno de los problemas importantes es ver si podemos entrar en China con una entidad asociada para llevar nuestra propiedad intelectual a los consumidores de allí”, sentenció Kimishima. “Podemos ver la posibilidad de que surja una relación con un socio en el futuro”.

Asimismo, Nintendo también consideró el vender la recientemente estrenada Switch en el mercado chino, pero sin concretar cuando. Sin embargo, ya hay varios desarrolladores chinos trabajando en los títulos de la consola híbrida.