Por Daniel Parente

 

En su corta existencia, los videojuegos han sufrido cambios muy profundos no solamente en el aspecto visual, en sus mecánicas o en la diversidad de tecnologías disponibles para crearlos, sino también en la forma que un potencial interesado en entrar en la industria tiene a su disposición para aprender a crear y producirlos. En un inicio más a base de auto aprendizaje y transmisión entre pares, como si de artesanía se tratase.

uem

Progresivamente se han ido publicando revistas y libros sobre el arte de diseño y desarrollo de videojuegos que permitieran que, mismo con dificultades y lentitud, el conocimiento se pudiera diseminar y hacer que nuevos profesionales se pudieran formar.

Gradualmente se fueron creado programas cortos, másteres, y finalmente grados de videojuegos, y con al auge del Internet audiovisual, el conocimiento para hacer videojuegos está disponible de una forma bastante democrática y universal.

Siendo así, varias preguntas se deben hacer: ¿Cuál es la mejor opción para poder estudiar videojuegos, si la hay? ¿Es mejor un grado especializado en videojuegos o un máster? ¿Es mejor las clases de una academia de otras escuela tecnológicas? ¿U otros estudios que no aplicados a videojuegos para después poder completar su formación con algunos de los programas mencionados anteriormente?

CicerOn

Infelizmente no hay una respuesta clara, concisa y corta para esta cuestión. Se puede decir que depende un poco de los objetivos de cada estudiante y de sus circunstancias particulares y concretas.

Depende también del programa formativo y de su capacidad para entender los cambios en la industria a medio y largo plazo para, de alguna forma, poder pilotar correctamente la evolución del alumno para que a lo largo de su periodo de formación tenga la capacidad para aprender las habilidades y los conocimientos que necesitará en los años siguientes a su formación.

aula-audiovisual-cice

Este conocimiento debe apoyarse sobre la aplicación continua de estos en la realización y publicación de videojuegos, para de esta forma entender de forma muy directa por qué es la forma mas fácil de saber si estamos en el camino correcto. Si hago videojuegos y no tengo éxito, es porque algo no esta bien, o mi aprendizaje, o en como se me está enseñando.

Como ejemplo un programador deberá decidir entre hacer un grado de videojuegos versus una ingeniería de software complementada por un máster en videojuegos. La primera opción probablemente lo reforzara desde la capacidad de integrarse en un entorno de producción de videojuegos, pero el segundo de la dará una mayor especialización en programación que lo hará mucho mas eficiente en desarrollo y en el entendimiento de los algoritmos y tecnologías utilizadas no solamente en el mundo del videojuego, sino también en otras realidades como el big data, data science, cloud, que son ahora fuertemente utilizados en videojuegos.  Si de forma paralela hay el desarrollo de videojuegos, el aprendizaje irá en el camino correcto con las herramientas adecuadas para validarlo.

colleges-latest-thrust-video-games-vmlbprg-x-large

Un buen programa garantizará de forma continua esta adecuación y mejorará el valor estratégico que el alumno podrá conseguir del mercado profesional de videojuegos por su valía. De no hacerlo, el alumno se puede encontrar en una situación en que lo aprendido no le servirá para encontrar el puesto deseado y tendrá que buscar otras alternativas formativas para complementar su formación, o buscar otro tipo de actividades profesionales. De nuevo como ejemplo, el diseño de videojuegos ha cambiado de una forma drástica en los últimos 3 años, pero la mayor parte de los centros siguen enseñando el diseño con una visión clásica y desalineada de la realidad actual.

imgres

De la misma forma, un buen centro de formación contará con un buen programa de continuidad con formación, charlas o newletteres, que de alguna forma irá alimentando al alumno con nuevos conocimientos o con nuevas oportunidades de aprendizaje que podrán servirle como de un GPS de formación capaz de conducirlo en una industria rápida y cruel a la hora de generar obsolescencia. Mismo que no se recurra a ella, permitirá al ex-alumno y nuevo profesional, entender qué nuevas habilidades se están requiriendo en la industria, dándole la capacidad de tomar la iniciativa de su formación.

Enlazando con este último punto, es importante reforzar que cualquier viaje profesional en la actualidad implica una responsabilidad por parte del profesional de buscar un refresco continuo. La evolución tecnológica es tan rápida y tan vasta, que en pocos meses mucho del conocido anteriormente deja de ser aplicable y nuevos paradigmas deben ser aplicados para entenderlos correctamente. Un centro de formación puede apoyar, pero la persona es la última responsable de su formación, por lo que debe buscar las mejores opciones para seguir aprendiendo.

instalaciones-maldonado-05

Curiosamente y cerrando el ciclo, cada vez es más posible ser autodidacta y aprender por propia cuenta a través de MOOCS, vídeos de YouTube, charlas y conferencias, y utilizando la práctica como elemento de dinamización del proceso, ir produciendo videojuegos  cada vez mas complejos y ambiciosos a medida que el conocimiento adquirido se retroalimenta de la forma como se ha aplicado. Son muchos los casos de creadores que, a base de autoformarse, han sido capaces de crear estudios de videojuegos con bastante éxito.

video-game-designer

Así, que tengas notas para entrar en un público o fondos para costearte una entidad privada (universidad o academia), o simplemente utilizando los recursos existentes de forma abierta en Internet, son muchas las opciones existentes para esa formación. Lo importante es hacer uso de ellas en función a tus metas y objetivos temporales. Cualquier viaje empieza por un primero paso, y tienes varias formas de darlo.