Parece ser que los esfuerzos de llevar el exitoso PlayerUnknown Battlegrounds a China se han estancado hasta el punto de que el ya famoso título de Bluehole se enfrenta a una más que posible prohibición en el gigante asiático. Según el informe presentado por Bloomberg, un reciente anuncio de la Asociación China de Vídeo y Publicaciones Digitales asegura que “la mentalidad estilo gladiadora del juego se desvía de los valores del socialismo y se considera dañina para los consumidores jóvenes”.

El videojuego masivo ha vendido más de 15 millones de unidades desde su lanzamiento en Steam Early Access el pasado mes de marzo y actualmente posee la mayor cantidad de jugadores concurrentes en la plataforma de Valve, muy por encima del segundo.

Debido a las restricciones y a la dificultad de publicar juegos extranjeros en China, parece poco probable que PlayerUnknown Battlegrounds pueda acceder al gigantesco mercado chino de los videojuegos, el más grande del mundo actualmente con más de 27.500 millones de dólares de ingresos.