Sony Corporation ha publicado sus últimos resultados financieros y, según reflejan los datos, la división de PlayStation se sitúa como el principal motor detrás del éxito de la compañía japonesa. Sony reportó ventas e ingresos operacionales de 18.250 millones de dólares, para los tres meses concluidos el pasado 30 de septiembre.

Estos datos suponen un crecimiento del 22,1% en comparación la mismo periodo de tiempo del año pasado. El ingreso operativo del gigante nipón se cuadruplicó, hasta alcanzar los 1.800 millones de dólares. Si se divide por segmentos, la división relacionada con PlayStaton fue, de largo, la más grande de Sony.

PlayStation apuntó casi 4.000 millones de dólares en ventas, más del doble de los logrados durante el segundo trimestre del año fiscal 2016. El ingreso operativo también se vio aumentado en un 35,8% interanual, lo que hace indicar que PlayStation sigue a la cabeza en el sector de los videojuegos.