PlayStation 4 ya supera la barrera de las 64 millones de consolas vendidas en todo el mundo, mientras que Xbox One supera la marca de las 31 millones de consolas. La máquina de Sony duplica a la de Microsoft en ventas totales desde que ambas salieran al mercado. Por su parte, Switch supera las 7,02 millones de consolas vendidas. La híbrida de Nintendo poco a poco va ganando terreno en el mercado (sobre todo a Xbox One), teniendo unas expectativas muy notables a medio y largo plazo.

Estas cifras hacen que PS4 tenga una cuota de mercado del 63%, Xbox One de un 30% y Switch de un 7%. Durante el pasado mes de septiembre, PS4 vendió 463.695 unidades más que Switch y más de 940.000 que Xbox One. Nintendo Switch vendió 480.000 consolas más que la máquina de Microsoft. La consola de Sony sigue manteniendo el liderazgo después de un buen inicio en las ventas de Switch durante su primer mes

PS4 continúa dominando el mercado muy por encima de Xbox One (Switch apenas lleva 7 meses en el mercado) pero las ventas han descendido durante el mes de septiembre con respecto al mismo mes de 2016. Aún así, en septiembre PlayStation 4 representó el 50% de la cuota de mercado, Switch el 34% y Xbox One el 16%.