Directo, al grano, sin rodeos. Así se presenta Rise & Shine, un videojuego desarrollado por el estudio español Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team para PC y Xbox One, el cual nos ha dejado un regusto añejo, un sabor a videojuego clásico, sobre todo en su planteamiento jugable. Hemos tenido la oportunidad de jugarlo en su versión de compatibles (PC) y aquí os traemos su análisis. Así que dejémonos de preámbulos, y como seguramente harían los chicos de Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, ¡vayamos al grano!

RiseAndShine_screenshot_04

Jugabilidad

Muy retro. Ni más, ni menos. Esa es la palabra que mejor define a Rise & Shine en cuanto a su faceta jugable. Una aventura de acción frenética en 2D que en sí misma es un homenaje al mundo del videojuego en general y a los juegos de los 90 en particular. Rise & Shine, como decimos, no se anda con preámbulos ni vacilaciones. Va directo al grano. Y también, por qué no decirlo, directo al corazón. Desde el primer minuto del juego y hasta el final del mismo, el software salpica los frenéticos tiroteos con continuas referencias al mundo del videojuego y su historia, bien a través de “sutiles” cameos de personajes de sobra conocidos por todos o bien a través de la narrativa. Una narrativa, por cierto, desenfadada y con un toque de humor ácido bastante acertado.

“Muy retro, esa es la palabra que mejor define a Rise & Shine en cuanto a su faceta jugable. Una aventura de acción en 2D que en sí misma es un homenaje al mundo del videojuego en general y a los juegos de los 90 en particular”

RiseAndShine_screenshot_13

La historia del juego se desarrolla en un lugar conocido como “Mundojuego”, en donde, tras un devastador ataque que amenaza con destruir este bello paraje, nuestro protagonista, el pequeño Rise, deberá coger el arma sagrada llamada “Shine” y embarcarse en una aventura trepidante, siendo el elegido para salvar el mundo.

El argumento no tiene excesiva relevancia, de hecho no es ni la parte más importante, ni la más trabajada de este título, el cual principalmente basa sus fortalezas en el apartado jugable, y por lo tanto, más allá de ese toque de humor ácido en sus diálogos que comentábamos y las continuas parodias a otros videojuegos clásicos del genero con sus manidos “cliches”, poco que destacar en este aspecto.

RiseAndShine_screenshot_10

Pero vayamos al meollo, ¿qué es lo que hace tan especial este título? Sin duda, su excelente apartado jugable. Principalmente su capacidad de transportarnos continuamente a los juegos de acción en 2D de los 90, con unos controles bastante bien pulidos y una dificultad también más propia de juegos “old school”. Rise & Shine es un titulo difícil. No desesperante, pero si desafiante. Perderemos la cuenta de las veces que moriremos, pero siempre tendremos la sensación de que no es imposible superar esa zona que se nos ha atascado, manteniendo así una mecánica de ensayo-error perfectamente ajustada.

Todas estas desafiantes fases de acción estarán salpicadas de diferentes rompecabezas que deberemos resolver y también de alguna sección plataformera, aunque en este último caso muy ligera. De hecho, la variante plataformera es algo que, en nuestra opinión, se podría/debería haber explotado más en la obra.

Mención especial a la ejecución realizada por el estudio durante la sección en la que vamos a bordo de un barco volador disparando “a saco”, la cual nos ha recordado por momentos a grandes shoot ‘em up de scroll horizontal, como Gradius o R-Type, y eso es mucho decir.

“Todas estas desafiantes fases de acción estarán salpicadas de diferentes rompecabezas y también de alguna sección plataformera”

RiseAndShine_screenshot_02

Para cerrar el apartado jugable, nos gustaría destacar dos puntos. El primero, el gran partido que saca el título a, simplemente, un personaje (Rise) y una pistola (Shine), ya que eso es básicamente todo lo que tendremos a nuestra disposición. Lo segundo, una de las pocas cosas negativas, los bugs. Realmente son muy pocos, pero nos hemos topado con alguno bastante grave. En concreto uno bastante severo, que nos obligó a tener que volver a empezar el juego debido a una mecánica “bugueada”.

Que quede claro, el juego esta muy bien pulido y como decimos no tiene prácticamente ningún bug, pero es de buena ley comentar este hecho debido a la importancia del mismo.

Gráficos y sonido

Entrando ya en el apartado artístico, el juego gráficamente es una delicia, con un diseño de escenarios colorista y bien rematado y con una amplísima variedad entre ellos, lo cual sirve de gran ayuda a la hora de sentir al juego “fresco” en todo momento. El diseño de enemigos y jefes finales es sensacional y los efectos de las muertes, balas, explosiones, etc., presentan un acabado tremendamente redondo. Por si esto fuera poco, la fluidez del juego es sublime durante todo el tiempo, inclusive en los momentos con más saturación de elementos en pantalla.

“En el apartado artistico, el juego es una delicia, con un diseño de escenarios colorista y bien rematado y una amplísima variedad”

En cuanto al apartado sonoro, el título no destaca tanto, con unas melodías frenéticas acompañando la acción, pero algo simplonas y repetitivas. No es que sea malo el aspecto sonoro de la obra, ni mucho menos, pero, como decimos, no destaca en nada y se mueve en un segundo plano durante todo el videojuego.

 

Conclusión

Rise & Shine es un juego que se mueve entre la nostalgia a las mil maravillas, que nos evoca sensaciones de juegos pretéritos y nos transporta a la edad de oro de los años 90. Su excelente y variada jugabilidad, principal baza del software, unido a su bello apartado artístico, con unos valores de producción sensacionales para un titulo indie, hacen de Rise & Shine un videojuego necesario y totalmente recomendado para todos aquellos que pretendan volver por unas horas a su más tierna infancia. Rise & Shine consigue “tocarnos” la fibra, y eso a día de hoy, es mucho.

Rise & Shine está disponible en Steam a un precio de 14,99€.