El veterano Brian Fargo, creador de títulos tan memorables como Fallout o Wasteland, ha presentado Robot Cache, una plataforma de distribución de videojuegos basada en blockchain que hará uso de su propia criptomoneda, Iron, y que entre sus características más destacadas promete reducir notablemente los costes de publicación y permitirá a los aficionados revender sus videojuegos.

“Robot Cache plantea revolucionar la industria con el lanzamiento del primer mercado de videojuegos descentralizado que ofrece ventajas para los creadores y los jugadores”, comenta Lee Jacobson, director ejecutivo del proyecto. “Todo esto se ha logrado gracias al poder, flexibilidad, seguridad y transparencia de la tecnología blockchain”, añade.

El proyecto surge con la idea de diversificar el mercado digital de videojuegos en PC, dado que según palabras del propio Jacobson, en la actualidad éste está “dominado solo por unas pocas compañías“. Para hacer realidad sus intenciones, Robot Cache apostará por Blockchain, una base de datos compartida que ejecuta registros de operaciones de compra-venta evitando las duplicaciones de un producto, esencial para que los usuarios puedan revender sus videojuegos.

Para finalizar, y en palabras del propio Brian Fargo, para los desarrolladores serán todo ventajas, sacando provecho de estas posibles segundas ventas. “Permitir a los creadores conservar el 95% de los ingresos por venta de juegos nuevos, y un 70% de los ingresos generados por la reventa, da a los desarrolladores, como nosotros en inXile Entertainment, un gran poder económico, lo que nos reporta más recursos para crear nuevos contenidos”.

De momento sin una fecha de lanzamiento concreta, la nueva plataforma de distribución pretende ponerse en funcionamiento a lo largo de 2018.