Rocket League, el popular juego de fútbol con coches desarrollado por Psyonix, ha superado la friolera cantidad de 38 millones de jugadores en todo el mundo. El título llegó al mercado hace algo más de dos años y desde su lanzamiento ha tenido una gran acogida por parte de la comunidad de usuarios.

Rocket League ha disfrutado de su mejor año hasta la fecha, gracias en gran parte del éxito del juego en 2017 debido a su llegada para la popular Nintendo Switch y al crecimiento de los deportes electrónicos. En 2018 la firma se centrará en mejorar el rendimiento del juego para Xbox One que ha sufrido problemas desde su salida.

“Tuvimos el placer de dar la bienvenida a un conjunto completamente nuevo de fans de la comunidad de Nintendo Switch, un gran hito no solo para nosotros en Psyonix, sino también para Rocket League. Quiero agradecer a la comunidad por ayudar a que Rocket League eSports y Rocket League Championship Series se convirtieran en una de las mejores escenas competitivas del planeta“, dijo Corey Davis, director de diseño.