La compañía finlandesa Rovio, responsable del conocido Angry Birds, está comenzando a adaptar su famoso título al mercado chino y, con la ayuda del gigante de la tecnología Beijing Kunlun, apunta a intensificar sus negocios en el país más poblado de la tierra.

Aunque Rovio ha logrado sacar el máximo provecho a su marca Angry Birds, (descargas, merchandising, negocio de licencias…) ha tenido problemas a la hora de producir más juegos de éxito y, recientemente, ha recortado su plantilla al prescindir de 110 puestos de trabajo, lo que representa un 14% del total.

Angry_birds_flock_by_jeremiekent13-d5lc45k

“Angry Birds ha sido ya descargado cerca de quinientas millones de veces en China“, dijo Pekka Rantala, presidente ejecutivo de Rovio. “China es un mercado enormemente importante y la industria de los juegos móviles está creciendo a un ritmo muy significativo”.