Al igual que Nintendo, Sony también ha presentado sus informes financieros correspondientes al segundo trimestre, concluido el pasado 30 de septiembre. Junto con las ventas de PlayStation 4 logradas durante este periodo, la compañía japonesa ha anunciado que los ingresos de sus videojuegos aumentaron un 65% con respecto al mismo periodo del año pasado, debido en buena parte, a los grandes resultados de sus juegos first-party, principalmente el reciente Spider-Man de Insomniac.

Sony obtuvo unos ingresos de casi 4,9 millones de dólares, un 27% más que el año anterior, con unas ganancias operativas de 802 millones de dólares para el citado trimestre, un 65% más que el pasado curso. Según el informe presentado, las ventas de PlayStation 4 disminuyeron hasta las 3,9 millones de consolas, pero las fuertes ventas de sus títulos exclusivos han compensado este ligero descenso.

“Hemos sido muy afortunados con algunos títulos de gran éxito de taquilla”, explicó Hiroki Totoki, director financiero. “La tendencia se mantendrá fuerte en la segunda mitad del año”. Sony reportó unas ventas de software superiores a las esperadas gracias al éxito de Spider-Man, el cual vendió 3,3 millones de copias en sus primeros tres días.