Super Mario Odyssey, sin lugar a dudas unos de los mejores juegos que ha traído este 2017, ha alcanzado el millón de unidades físicas vendidas en Japón. Esta gran cifra de ventas ha sido posible gracias a la buena acogida que Nintendo Switch ha tenido por parte del público nipón, con cerca de 3 millones de unidades vendidas.

El último título de la saga Super Mario vendió dos millones de unidades en los primeros tres días desde su lanzamiento oficial el pasado 27 de octubre, convirtiéndose así en el juego Mario de mayor venta en los Estados Unidos y Europa. Al mismo tiempo, el juego había vendido 500.000 unidades en Japón.

En cuanto a los resultados comerciales de Nintendo Switch, han superado las 10 millones de unidades vendidas en todo el mundo, lo que coloca a Japón como unos de los mercados más lucrativos para la firma japonesa. Cabe destacar que Nintendo planea distribuir más 50 millones de consola Switch para abril del año 2019.