Vaccine es un survival horror inspirado en los 90 desarrollado por el estudio independiente Rainy Night Creations. Las bases de este juego son claramente las del buque insignia de CAPCOM “Resident Evil”, ya que posee una misma temática, pero bastante más repetitivo y poco innovador. Puede ser un título interesante (al menos para conocerlo) para aquellos jugadores que disfrutaron del primer clásico de la firma japonesa allá por el año 1996 (en su versión de PlayStation) y seguramente sentirán cierta nostalgia, si bien es cierto que se queda lejos de la calidad e innovación de este.

ss_b626b94e9eaeac3b8ab6d647c572d150286e0751.600x338

Vaccine posee interesantes conceptos iniciales y buenas ideas, pero los fallos de diseño y aleatoriedad lo condenan.

La historia se desarrolla en una mansión con diferentes dimensiones. En cada nueva partida se generan, de manera distinta y de forma aleatoria, nuevas habitaciones, aunque de forma excesivamente repetitiva y con poca variedad. Deberemos sortear diferentes peligros con un reloj de tiempo que aún lo complicará más, todo ello dentro de la clásica escenografía oscura de los juegos de terror, aspecto en el cual el título de Rainy Night Creations saca lo mejor de sí.

Vaccine posee interesantes conceptos iniciales y buenas ideas (el tener 30 minutos para encontrar una vacuna para evitar la muerte o transformación del personaje parece correcto) sin embargo, son los fallos de diseño y la aleatoriedad lo que condenan a Vaccine a una crítica poco positiva.

Podemos escoger entre dos agentes (Manuel G.P. y Rita O’Connor) con el objetivo de curarlos en una lucha contrarreloj. Y sí, cuando decimos que Vaccine es muy repetitivo, nos referimos sobre todo a la posibilidad de encontrarnos en un callejón sin salida en el que dependeremos excesivamente del factor suerte o directamente de completar una “partida perfecta”.

Snapshot_20170311_202704-1024x580

Jugabilidad

Una de las cosas a destacar es la inteligencia artificial de los enemigos. La IA de las criaturas que conforman Vaccine es excesivamente escasa debido a sus patrones más que predecibles, lo cual puede llegar a ser algo tedioso para el jugador.

El juego está diseñado para morir en exceso, lo que suele desembocar en una total frustración para el usuario ya que el progreso de la partida no se guarda, lo que significa que perderemos todas nuestras armas y experiencia, conservando únicamente la puntuación de la misma. Si bien, como antes hemos mencionado, los zombies son bastante fáciles de derrotar dada su limitada IA, para conseguir acabar con las demás criaturas dependeremos demasiado de una escopeta o pistola, algo que puede resultar difícil de conseguir en algunas ocasiones debido a la aleatoriedad del juego. En ocasiones, solamente se nos ofrece un cuchillo para que nos las apañemos e intentemos conseguir avanzar en la partida.

Si llegamos a conseguir con éxito la primera vacuna, regresaremos al punto de partida y la historia se vuelve a repetir, pero en otra mansión completamente aleatoria.

ss_242a125367360b23980714a9f133a15c83f005e6

Si llegamos a conseguir con éxito la primera vacuna, regresaremos al punto de partida (con todos los objetos y experiencia obtenida) y la historia se vuelve a repetir, pero en otra mansión completamente aleatoria, y así una y otra vez, lo que realmente, cansa.

Vaccine-normal-7

Gráficos y sonido

Vaccine es un videojuego independiente desarrollado bajo muy pocos recursos, por lo que tampoco se puede esperar que posea una calidad gráfica de título con más presupuesto. Su estética (así como su jugablidad, enemigos y casi todos los elementos del juego), como ya hemos mencionado, se basan en el ya clásico Resident Evil del 96, quizá de manera exagerada. Parece que estemos delante de un título de mediados de los noventa el lugar de a uno de 2017, y no precisamente por querer lograr ese efecto de manera intencionada.

En cuanto al sonido, volvemos a las mismas limitaciones que con el apartado gráfico, aunque quizá se trata de uno de los puntos más fuertes de Vaccine.

1366_2000

Conclusión

Aunque el concepto es correcto, son los fallos de desarrollo y la escasa innovación los que condenan a este survival horror al suspenso.

Repetitivo y aleatorio son las palabras más idóneas para describir Vaccine, cuyo concepto parece simplemente un copia y pega a lo que ya se ha hecho, aunque también es cierto que no podemos esperar muchísimo más dados los escasos recursos con los que la desarrolladora ha realizado este título.

Aunque el concepto es correcto, son los fallos de desarrollo y la escasa innovación los que condenan a este survival horror al suspenso en esta versión para PC.