Según los datos de la agencia NPD Group, las ventas de Xbox One han superado por cuarto mes consecutivo a las de PlayStation 4 en los Estados Unidos. Esta noticia enlaza directamente con el anuncio de Microsoft de que su consola de octava generación también había sido la más vendida en Australia y en Reino Unido durante el pasado mes de octubre.

Xbox One

La diferencia entre estos mercados y otros territorios como el europeo, el oriental y el de países emergentes, siempre ha sido menor entre las dos consolas, pero PS4 continúa siendo la máquina más vendida en número total incluso en estas plazas fuertes de la consola de Microsoft.

Xbox ha disfrutado de un fuerte impulso en EEUU desde el E3 de junio, estimulado por la llegada de Xbox One S y unas cuantas exclusivas, entre ellas Gears of War 4. PlayStation espera recuperar su posición dominante en Estados Unidos con la llegada de PS4 Pro y el lanzamiento de algunos títulos como  Call of Duty: Infinite Warfare y Watch Dogs 2.