Microsoft no despega en Japón ni con el lanzamiento de la nueva Xbox One X, una consola super potente y atractiva para el mercado. Las ventas durante la primera semana de la nueva Xbox en el país nipón han situado a la consola norteamericana a cola de las demás consolas principales, con solamente 1.639 unidades vendidas.

Como lleva sucediendo mucho tiempo con sus predecesoras, Xbox One X no parece acaparar la atención del mercado japonés. Incluso PlayStation Vita, lanzada hace 6 años, ha superado en ventas durante este periodo de tiempo a la recién estrenada máquina de Microsoft. Por otro lado, Xbox One S apenas vendió 49 unidades.

PlayStation 4 Pro vendió algo más de 6.000 consolas y, tal y como se esperaba, Nintendo domina el marcado japonés con su consola Switch, la cual vendió más de 84.500 unidades durante el mismo periodo de tiempo, una cifra que deja muy atrás a todas sus rivales.