YouTube ha tomado la decisión de endurecer sus políticas de monetización de los videos en su plataforma, con la esperanza de proteger a los creadores de contenido. El motivo principal de esta medida es que muchos canales se aprovechaban del contenido ajeno y monetizaban los vídeos desde las primeras visitas. Con esta nueva medida solo se podrán monetizar vídeos que superen las 10.000 reproducciones.

youtube-partner-advertisers

El modelo de negocio que usa YouTube es la inserción de publicidad en los vídeos elaborador por los creadores de contenido, quienes obtienen una rentabilidad económica variable en función de diversos factores como el volumen de visitas, el tiempo medio de las sesiones de los usuarios, así como el país de procedencia de estos. Gracias esta iniciativa será más fácil llevar un control de los canales pirata que roban contenido y una forma de desincentivación de esta practica.

“Estas nuevas medidas restrictivas ayudarán a asegurar que el retorno de los ingresos solo fluyan de vuelta al creador de contenido que son los que están respetando rigurosamente nuestra normativa vigente. Creemos que este nuevo proceso de implementación de publicidad ayudará a los creadores a seguir creciendo sin ser perjudicados en el proceso” escribió Ariel Bardin, vicepresidente de gestión de producto en YouTube.