Capcom ha interpuesto una demanda contra Koei Tecmo por violación de patentes, en concreto por infringir los derechos de patentes en cincuenta títulos, incluyendo el juego Samurai Warriors: Xtreme Legends. Capcom ha solicitado una compensación de 980 millones de yenes, que son aproximadamente 7 millones de euros, así como un porcentaje de entre el 5 y el 10 por ciento de los beneficios obtenidos por Koei Tecmo con la venta de los títulos que vulneran las patentes y la suspensión de las ventas de varios de sus videojuegos.

koei_tecmo

Según la demanda, Capcom presento una patente en 2002 en la que se incluye una función que permite añadir nuevos contenidos mediante la combinación de un juego existente con parte de otro título. A pesar de que el contenido íntegro de la patente no está del todo claro, parece que Capcom se refiere a los paquetes de expansión y a la importación de contenido a una versión posterior de un videojuego.

Además, otra patente mencionada en la demanda presentada por Capcom incluye la función por la que el mando vibra cuando hay personajes enemigos cerca en un juego. Capcom asegura que la infracción de estas patentes ha contribuido en gran medida a las ventas de videojuegos de Koei Tecmo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies