Según los últimos informes mostrados por Polygon, CastAR, la startup de realidad aumentada con sede en Palo Alto fundada por antiguos trabajadores de Valve, ha cerrado sus puertas definitivamente. Al parecer han sido despedidos los casi 70 empleados que formaban la plantilla y la firma trata ahora de vender su tecnología a terceros.

CastAR people

La compañía fue formada por dos ex empleados de Valve, Jeri Ellsworth y Rick Johnson en el año 2013 y fue originalmente conocida como Technical Illusions. Se especializó en la realidad aumentada, basada en la investigación que Ellsworth y Johnson habían hecho en Valve y llevaban adelante con el permiso de éste, y habría dado lugar a CastAR lanzando su propia marca de gafas de realidad aumentada.

El informe sugiere que el cierre de la firma californiana se debió a una falta de financiación. El inversor principal Playground Global declaró que no invertiría más capital en la compañía la semana pasada, y una ronda de financiación de serie B no logró atraer a otros inversores. Como resultado, CastAR se ha visto obligado a cerrar sus puertas, ya que la tecnología de realidad aumentada está en una fase muy temprana de desarrollo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies