La Xbox One sin Kinect se puso esta semana a la venta por 399 dólares, y según la cadena de tiendas GameStop «empezaron a volar de los estantes.» Es la primera vez que Microsoft vende su Xbox One sin Kinect, abaratando el precio de su consola unos 100 dólares respecto al pack que sí lo incluye.

«Se pusieron ayer a la venta en GameStop y empezaron a volar de los estantes. Es un gran triunfo y una gran oportunidad para nosotros,» dijo Bob Puzon, vicepresidente de merchandishing de GameStop sobre las ventas de Xbox One sin Kinect.

Microsoft comenzará a vender los sensores Kinect de forma independiente a finales de año, a lo que el vicepresidente de merchandishing de GameStop añadió, «será interesante ver cómo muchas de estas personas vuelven para comprar el Kinect.»

Pero la verdadera prueba del triunfo de este movimiento de Microsoft vendrá si la compañía se decide a hacer públicas algunas cifras de ventas actuales.

La Xbox One sin Kinect también está disponible en España por 399 euros.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies