Microsoft sufre un notable descenso en los ingresos de Xbox One, tanto en hardware como en software.

Después del E3 2019, ya sabemos que Microsoft va a lanzar su consola de nueva generación en invierno de 2020. Esta puede ser una de las razones por lo que las ventas de su hardware bajaran durante el último trimestre.

Este descenso de ingresos por hardware ha sido de un 48%, un porcentaje de lo más notable. Los ingresos en el apartado de los videojuegos en general han bajado un 10%, por ejemplo el software de Xbox también ha bajado un 3% después del buen trimestre anterior. Esto ha sido parcialmente compensado por el aumento de ganancias en suscripciones como Xbox Game Pass.

A continuación os dejamos con unas declaraciones de Satya Nadella, el CEO de Microsoft:

“Este ha sido un año récord en Microsoft gracias a las colaboraciones con otras empresas de toda la industria. Cada día trabajamos con nuestros clientes para aumentar sus capacidades digitales, ya sea: innovando con ellos, creando negocios con ellos y ganándonos su confianza. Este compromiso con el éxito de nuestros clientes nos ha permitido mejorar en todos los apartados de nuestra tecnología.”

Satya Nadella, CEO de Microsoft

Microsoft anunció que habían ingresado 33.720 millones de dólares y unos beneficios netos de 12.190 millones de dólares. Como dato final, los usuarios de Xbox Live aumentaron un 14%, llegando a los 65 millones.

Unos datos de lo más interesantes, ¿vosotros esperáis la próxima generación con ganas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies