Nintendo Europa ha confirmado en un comunicado recogido por la web Kotaku que prescindirá de 190 empleados temporales situados en sus oficinas en Alemania y que se sumarán a los 130 despidos anteriormente confirmados por Nintendo tras el cierre de sus oficinas en Großostheim.

Estos 320 despidos forman parte de un importante plan de ajuste de Nintendo con el fin de lograr flexibilizar y reducir los costes a largo plazo de la compañía nipona, que actualmente pasa por una delicada situación económica debido al bajo rendimiento de Wii U, su producto estrella.

Großostheim_Nintendo_20110127

Los 190 trabajadores temporales formaban parte del equipo encargado de la traducción y adaptación de los videojuegos a los distintos idiomas del mercado europeo, pero esta función dejará de llevarla a cabo directamente Nintendo y pasarán a realizarla empresas externas para ahorrar costes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies