Nintendo ha salido victoriosa de una confrontación de patentes que involucraba a ochos de sus dispositivos portátiles, incluyendo entre ellos a Game Boy Advance, Nintendo DS y 3DS.

La demanda contra la compañía japonesa fue presentada por el grupo norteamericano Quintal Research, el cual se había asegurado una patente para un «sistema de recuperación de información computarizado» en septiembre del año 2008. Quintal primero informó a Nintendo sobre la aprobación de su patente, a principios de 2009, para asegurarse la licencia, pero el gigante nipón cesó las conversaciones en julio de ese mismo año.

Game_Boy_Advance_Purple_Model

Quintal Research presentó una demanda en febrero de 2013 por daños y perjuicios contra Nintendo por este asunto. Sin embargo ahora, el tribunal de turno no ha considerado ninguna de las afirmaciones de Quintal suficientes para obtener una compensación.

«El resultado en este caso sigue demostrando que Nintendo va a defender vigorosamente sus innovaciones contra demandas por patentes «, dijo Devon Pritchard, Consejero General de Nintendo of America. El desarrollador de juegos japonés ha sido, con frecuencia, objeto de este tipo de casos, como ocurrió el pasado año con Phillips, con el que sí que llegó a un acuerdo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies